Apasionado por los retos

Emmanuel Renaut comienza su andadura entre las viñas de Reims y las montañas de Saboya.

Junto a sus abuelos, agricultores y pescaderos, descubre el trabajo de la tierra y los tesoros del mar.

En cuanto llegan las vacaciones escolares, la Alta Saboya es un destino ineludible.

En esta región, la naturaleza está repleta de cosas por descubrir.

La aventura y la libertad son dos valores que forjarán el temperamento de este joven prodigio.

Con el esquí en invierno y con el trial en verano, Emmanuel pronto se convierte en un deportista de alto nivel, al que le gusta desconectar en contacto con la naturaleza y disfrutando alrededor de una mesa con amigos.

A menudo, toma la iniciativa en la cocina, y es así como, sin apenas darse cuenta, empieza a dar los primeros pasos de una aventura apasionante.

Llega la hora de las grandes decisiones, y Emmanuel se orienta de manera natural hacia los estudios de cocina.

Formado por los más grandes

Al terminar su formación, empieza por instalarse en París.

En la «Société des cuisiniers» (Sociedad de Cocineros), primeramente, y en el hotel Le Lotti, a continuación, Emmanuel sueña en secreto con el hotel de Crillon, cuyas puertas se abren ante su audacia en julio de 1988.

Bajo la dirección del Chef Constant, se embarca en una aventura humana tan alocada como formadora.

Al cabo de un año intenso e instructivo, el Chef Marc Veyrat, que por entonces ya tiene 2 estrellas en la Guía Michelin, se fija en este joven.

La llamada de la montaña resulta irresistible.

Es allí donde encuentra sus cimientos.

Durante tres años, el cocinero hace gala de audacia, elegancia y precisión en el Auberge de l’Eridan, junto al lago de Annecy.

El puesto de segundo de cocina queda vacante, y Emmanuel acepta el ofrecimiento de Marc Veyrat, a quien promete apoyar hasta la obtención de la tercera estrella.

Este objetivo se alcanza en 1996. Para Emmanuel, no deja de ser una nueva recompensa que anotar en su diario de navegación.

En 1997, una vez cumplida su promesa, transmitidos sus conocimientos y formado su sucesor, Emmanuel es contratado por el célebre Claridge’s en el centro de Londres como Chef.

Muy pronto, la cocina del Chef francés sorprende, seduce y convence.

Ha nacido una estrella al otro lado del Canal la Mancha, pero Emmanuel no tarda en volver a su hogar para proseguir su propio camino.

En diciembre, visita un establecimiento en pleno centro histórico de Megève. Detrás de 1 metro de nieve, le espera un magnífico local de ambiente intimista y con terraza.

La decisión se impone como una evidencia: es en este lugar con aire de posada donde creará una nueva cocina.

En la primavera de 1998, después de las reformas de rigor, el nuevo restaurante da a conocer su nombre, «Flocons de Sel», símbolo de la emoción que mueve al Chef y de los numerosos retos que le esperan hasta alcanzar las más altas cimas.

Una firma única a través del mundo

El éxito no tarda en llegar y, en 2001, Flocons de Sel obtiene su primera estrella.

Emmanuel se considera a sí mismo mucho más que un creador de recetas: se plantea su profesión como la de un mensajero.

La transmisión ocupa un lugar central en lo que él considera su misión.

Respetar la naturaleza, respetar la tierra, respetar al animal y al hombre... Esos son los mensajes que va espolvoreando en cada una de sus creaciones.

En 2004, nuestro transmisor de mensajes obtiene el reconocimiento como Mejor Obrero de Francia.

En 2006, Flocons de Sel consigue su segunda estrella.

Un año más tarde, las paredes del establecimiento se han quedado pequeñas: es hora de publicar el segundo volumen de las aventuras de Flocons de Sel.

En las montañas de Megève, Emmanuel Renaut dirige la metamorfosis de un chalet tradicional, al tiempo que se construyen otros dos para acompañarlo.

Deseoso de redondear la jugada, el Chef decide ofrecer una segunda experiencia en el centro del pueblo, más accesible, pero igual de deslumbrante.

El Flocons de Sel ahora tiene un hermano pequeño, el Flocons Village, con el placer como principal objetivo.

El 25 de noviembre de 2008, en Route du Leutaz, el nuevo Flocons de Sel abre sus puertas.

Y, en 2012, llega la tercera estrella.

Original para algunos, precursor para muchos, este Chef con 3 estrellas Michelin es solicitado desde los cuatro rincones del mundo.

Cuando no es un gran joyero suizo que desea crear cenas excepcionales, es un inmenso grupo americano líder en cruceros turísticos...

 

En 2017, entre dos viajes, de regreso a su tierra de la Alta Saboya, Emmanuel retoma nuevamente la ascensión a las praderas alpinas.

A los pies de una pequeña pista, la propiedad de la guardia forestal busca de un nuevo gerente.

Pronto se llega a un acuerdo.

La experiencia ha de ser saboyana, cualitativa y con carácter.

Comienza así un nuevo capítulo en la apasionante trayectoria de este aventurero infatigable.

Valores y bibliografía